¿Si los grandes lo hicieron por qué nosotros no?: Sección áurea y otros trucos de belleza en el diseño

Ayer mientras hacia una larga fila en el super, veía las diversas portadas de las revistas que se encuentran ahi justo en la linea de cajas, del montón de publicaciones, sólo una llamo realmente mi atención, era una portada completamente negra curo nombre de la publicación tenia escrito en barniz de registro el nombre de la revista «BLACK».

Así sin más y pese a ser contenido para hombre, comencé a hojearla, hablaba de autos, trajes y estilo de vida. Al verla entendí el por qué me llamó tanto la atención, estaba cuidadosamente diagramada.

Muchos diseñadores (recien egresados) no conocen la importancia de esto, argumentan no tener tiempo, o que la diagramación no es necesaria.

La pregunta sería, ¿yo diagramo con todas las de la ley? la verdad no siempre, en ocasiones el tiempo que asignan los clientes apara las entregas son muy breves, cuando lo hago es por puro lujo, sin embargo durante mis primeros años siempre me obligué a realizar este proceso, esto me enseño a colocar los elementos de forma correcta y efectiva dentro de un diseño.

Una de las diagramaciones más comúnes pero sobre todo estéticas es la sección áurea, o proporción de oro, ó espiral dorada o número de oro.

Se le han asignado muchos nombres, el número de oro, el número dorado o número áureo, número fi, sección áurea, razón áurea, razón dorada, medida áurea o divina proporción. Representado por la letra griega Phi = 1,618034 en honor al escultor griego Fidias. Un número phi que posee muchas propiedades interesantes y a la vez emocionantes que fue descubierto en la antigüedad, no como una “unidad” sino como una relación o proporción.

«Dios algunas veces geometriza»Platón (427-347 a. C.).

Matemáticamente hablando, hay toda una explicación que como diseñadores podemos pensar «whaaat??» sin embargo tratar de comprender algo  complejo nos ayudara a utilizar este numero dorado de una forma más simple.

Si nos valemos del álgebra para obtener el valor numérico de Φ, recurrimos a una ecuación por la cual Φ= a/b. Por lo tanto, dividimos el total  de la longitud de un segmento (a+b) entre la parte más larga (a) obtenemos el mismo resultado que al dividir la parte más larga (a) entre la más corta (b). El resultado de esta operación es 1.6180339887… lo que es lo mismo, el número áureo definido por Euclides, “un número infinito e irrepetible” (Mario Livio).

Curiosamente, esta cifra es la misma a la que se aproxima el resultado de dividir cualquiera de los números de la sucesión de Fibonacci* entre su antecesor (ejemplo: 5/3= 1.666 ; 13/8=1.625 ). Uniendo estos dos aspectos, es decir, representando mediante la geometría el concepto aritmético, surge una imagen clave para entender por qué este artículo puede fascinarte aunque no seas matemático ni hayas terminado de entender el entramado numérico que hay detrás del descubrimiento de Leonardo el Pisano: la espiral de Fibonnaci.

*Wikipedia nos dice:

En matemática, la sucesión de Fibonacci es la siguiente sucesión infinita de números naturales:

{\displaystyle 0,1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,}{\displaystyle 0,1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,} {\displaystyle 89,}{\displaystyle 89,} {\displaystyle 144,}{\displaystyle 144,} {\displaystyle 233,}{\displaystyle 233,} {\displaystyle 377,}{\displaystyle 377,} {\displaystyle 610,}{\displaystyle 610,} {\displaystyle 987,}{\displaystyle 987,} {\displaystyle 1597\ldots \,}{\displaystyle 1597\ldots \,}

La espiral de Fibonacci: una aproximación de la espiral áurea generada dibujando arcos circulares conectando las esquinas opuestas de los cuadrados ajustados a los valores de la sucesión;​ adosando sucesivamente cuadrados de lado 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21 y 34.

 

La sucesión comienza con los números 0 y 1 y a partir de estos, «cada término es la suma de los dos anteriores», es la relación de recurrencia que la define.

En resumen, esta proporción divina es conocida así ya que la perfección de la naturaleza, como la de un árbol a la de un rostro estético, corresponde a estas medidas.

¿Para qué sirve?

Hay dos caminos que podemos tomar el primero es que nos ayuda a definir medidas de nuestro soporte, ya sea un banner, un empaque o un cartel, cuando tenemos libertad de proponer estas medidas, no debemos desperdiciar la oportunidad de construir rectángulos áureos.

En ocasiones, sobre todo en soportes digitales, tenemos limitantes a este respecto de las dimensiones ya que debemos adaptarnos a las medidas standard. Pero eso no impide el uso de una diagramación áurea, esto se puede realizar a través de una retícula áurea que obtendremos de la multiplicación de nuestro ancho (a) por .618:

a x .618 = x  | x = línea de diagramación donde descansará nuestro objeto.

Suena complejo, lo se sin embargo es muy sencillo llegar a esta reticula, no hay límite de líneas, el único limite es colocar los elementos en el lugar exacto que marcará nuestra reticula guía.

ejemploaureo2

La proporción áurea está en las Pirámides de Egipto, en el logo de Google, en los pétalos de las rosas o en la misma forma de las galaxias. En La Gioconda de Leonardo Da Vinci, en la estructura microscópica de algunos cristales o en las partituras de Debussy. La sección áurea es el cimiento de grandes obras y de diseños estéticos, no pierdas la oportunidad de aplicarla a tus proyectos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s