Caso de estudio: un ejemplo de cómo la identidad de marca lo cambia todo

Se muy bien que no muchos recordarán la marca de lácteos Chambourcy, y es que es una marca muy vieja, si la memoria no me falla desapareció hace unos 30 años de los super mercados.

Era competencia directa de Alpura el incluso la presentación de sus yogurts individuales se parecían mucho en aquel entonces.

La semana pasada, mientras estaba en el super, me encontré con un queso gouda, de entrada he de confesar no me interese en leer el nombre de la marca y lo elegí por su empaque, era negro con toques dorados y eso me dio la impresión de ser una «buena marca».

¿A dónde quiero llegar con todo esto?

La forma en la que se ve un producto, conquista, en particular a cierto tipo de consumidor, aquellos que no buscan el precio más bajo, los que buscan calidad por encima del precio, o incluso si el producto luce muy bien o muy costoso y encima su precio no es alto, mejora la exposición y venta de dicho producto, ya que el consumidor considera que esta adquiriendo calidad por un precio justo.

Tener una buena imagen de marca y por consecuencia en una línea de productos, implica que atraerás a determinado tipo de público. La cuestión es definir como marca, ¿qué tipo de público quieres para tu marca o para la marca que estas diseñando?

Para hacer esta pregunta un poco más «gráfica» veamos la siguiente imagen:

chambourcy

Del lado izquierdo tenemos la identidad anterior de Chambourcy, primero que nada estamos hablando de una imagen aplicada en la década de los 80, lo que implica la falta de ciertas herramientas de software con las que contamos hoy en día, pero centrémonos en el logotipo, no dista mucho de algo que fácilmente podríamos tener hoy en día en Illustrator.

La imagen refleja sin duda algo más «barato», popular, familiar, básico, sin embargo cuando lo transformamos y se convierte en la imagen del lado derecho, la perspectiva cambia, hablamos de un mercado de lácteos gourmet, donde la marca cambió en muchos aspectos:

• Si bien sigue vendiendo lácteos, son diferentes entre si, además de que marcan una nueva línea «gourmet»

•  Otro gran cambio es el nombre per se, hay una letra que lo cambia todo y que de hecho enriquece la pronunciación de la marca, o bien podría ser estrategia para deslindar la marca o para generar un registro nuevo de la marca sin necesidad de cambiar el nombre por completo, eso sólo la marca lo sabe, aunque me inclino por la segunda opción ya que si quisieran desligarse, no hubiesen usado la misma figura envolvente en el isologo.

• El color en ocasiones lo es todo, el uso de negros y dorados (bien usados) dotan de una identidad fuerte y elegante a cualquier marca.

Screen Shot 2018-04-24 at 10.06.23

Cambiar una imagen de marca implica saber a quien quieres llegar, y que impresión quieres dar, en una comparación con otras marcas «gourmet», Chambourcy no es necesariamente costosa, sin embargo su apariencia denota calidad, y estos conceptos sumados son igual a «calidad a buen precio», una mezcla si duda alguna ganadora a nivel marketing y ventas impulsada por el diseño gráfico.

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. juandavidrk dice:

    Así es! El empaque y la identidad hacen mucho por la venta de un producto. Saludos desde Colombia.

    Me gusta

    1. Saludos y muchas gracias por tu comentario

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s