Diseñador: ¡felices fiestas!

Cada día, cada persona esta en contacto con el diseño gráfico, y aun así a nadie le importa felicitarnos, ni siquiera el cliente que todos los días tiene requerimientos, sólo entre nosotros nos felicitamos y así somos felices.

No existe mayor felicitación que engrandecer nuestra profesión como pocos lo hacen, una realidad absoluta es que todos, absolutamente todos al día se cruzan con más de un producto salido de la mente de un diseñador, o al menos pasado por las manos de alguno.

Ejemplo: ¿qué fue lo último que tomaste, agua, café, leche?, bueno cada empaque tenía un diseño impreso y eso lo hizo un diseñador. ¿Estas en Facebook? ¿cómo crees que la plataforma es tan amigable? pues diseñadores UI y UX colaboraron para hacerlo posible. ¿Estas viendo la TV?, ¿te saltas los comerciales, pero aun así viste la introducción de tu programa de TV y viste una cortinilla con el logotipo?, ese logotipo lo hizo un diseñador.

Estamos presentes en cada cosa y aun así cuando alguien te pregunta ¿A qué te dedicas? y respondes muy orgulloso “Soy diseñador gráfico” siempre recibirás  a cambio una cara de  decepción o de duda seguido de la pregunta «¿y ustedes qué hacen?», sería ambicioso contestar «TODO» pero si hacemos todo y más.

Pero …¿a qué se debe que nuestra labor siendo tan imprescindible, sea tan irrelevante para la mayoría de la población? según lo veo es porque la sociedad no se ha visto en la terrible situación de encontrarse «un día sin diseñadores». No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, y por eso la gente no va por al calle valorando la señalización de una calle, o dando gracias a Dios por usar de forma tan sencilla su smartphone. Además de lo inevitable: nuestra profesión no salva vidas…aún cuando los clientes siempre creen que pueden morir por recibir un correo tuyo mañana y no hoy.

Como en todo siempre hay dos lados de la historia, y así como existen diseñadores que nos han hecho la vida más fácil, existen falsos profesionales que se dan el título, pero carecen de profesionalismo o habilidades estéticas, que roban material de otros diseñadores, que tienen un puesto en empresas buenas donde su lugar lo podría ocupar un diseñador con verdadero talento, o peor aún falsos diseñadores que sólo por saber utilizar el software se hacen  llamar diseñadores.

Recordemos que el diseño es una forma de vida, no sólo una profesión, nuestra labor implica en pensar que cada cosa que realizamos, mejora la calidad de uso de un producto o servicio, somos afortunados al tener una profesión que nos permite hacer y pensar, y sobre todo que embellece el entorno, lo ordena y lo hace más fácil de entender, no todos tiene esa dicha.

¡Feliz día diseñadores!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s