Diseñador: ¡felices fiestas!

Cada día, cada persona esta en contacto con el diseño gráfico, y aun así a nadie le importa felicitarnos, ni siquiera el cliente que todos los días tiene requerimientos, sólo entre nosotros nos felicitamos y así somos felices.

Diseño gráfico ¿para qué?

Yo decidí ser diseñadora a los 14 años y mi padre dijo un  rotundo «¡NO!… no puedes ser diseñadora ellos se mueren de hambre» y bueno, no presumo de riquezas pero muerta de hambre no estoy.