Algunos mitos y realidades del UX

El UX implica el análisis de los comportamientos y necesidades del usuario de un producto, sin embargo también es diseño, recientemente una «diseñadora» comentaba y defendía que el UX es solo análisis y el UI es el diseño, y si en términos generales casi podría darle la razón, sin embargo uno no debe ir separado del otro, «diseñadores» como la que menciono pierden credibilidad al conocer su trabajo (trabajo que cumple pero no deslumbra), ya que en mi opinión existen malos diseñadores que corren a la rama de UX para justificar su falta de estética y talento. El campo laboral actual de UX y del diseño carece de expertos reales y se desborda de expertos farsantes.

Arquitectura de la información: creando contenido accesible para TODOS

La decision de incluir o excluir está en nosotros y en qué tan efectivo deseamos que sea nuestro proyecto, no te quedes con la idea de «cumplir con el mínimo». Piénsalo así, si tienes una tarjeta de crédito y siempre haces el «pago mínimo», eso con el tiempo te generará intereses, si pagas lo justo para «no generar intereses» la vida continuará como si nada, pero si pagas mensualmente aunque sea un poco más de lo que el banco «te pide», serás recompensado con un aumento en tu línea de crédito.

Un sueño posible: UX+Identidad de marca+ Tipografía

Resulta lógico unir tres de las cosas que más me gustan de mi profesión: la tipografía, la identidad de marca y el ya sonado y puesto de moda user experience, que como siempre viene acompañado de su primo UI para diseñar una experiencia no solo fácil y útil si no estética también.

Flujos más eficientes con Overflow

Si bien herramientas como XMind nos permiten hacer flujos un poco más «gráficos», es decir con más códigos visuales como colores, iconos etc, estos flujos pueden presentar limitantes que al momento de exponerlos, compartirlos o explicarlos dejan lagunas referentes a la funcionalidad de un producto.

Mitos, leyendas y fábulas del User Experience

En el campo de UX existen muchas dudas y confusiones, el UX es el equivalente a cocinar una buena lasagna, cada quien lo hace diferente y los resultados son casi los mismos, sin embargo los creadores de recetas se aferran a afirmar que la mejor receta es la propia.